Error
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 63

Malformaciones Dentales

Rate this item
(0 votes)

Sabias que los malos habitos orales pueden causarte deformaciones dentomaxilofaciales

Por Dra. Alejandra Largo Mejia ODONTOPEDIATRIA.

Si desafortunadamente los hábitos orales son la causa primaria o secundaria de maloclusiones y malformaciones dentomaxilofaciales.

¿Pero que es un habito oral?

Son patrones aprendidos de naturaleza multifactorial, las deformaciones que causan dependen en gran medida de la edad (a menor edad los huesos se encuentran en formación), duración (minutos horas), frecuencia e intensidad (Numero de veces que lo realiza y la fuerza que ocupa), así como la predisposición de su tipo facial a menor edad mayor duración y frecuencia produciendo un mayor daño, los hábitos orales generalmente son superados hacia los 3 años después de este tiempo lo consideramos un habito no fisiológico el cual causa un desequilibrio en el sistema bucal causando alteraciones en la posición de los dientes, alteración en el desarrollo óseo, alteración en la mordida, inhibición o retraso en la erupción, y lo más importante alteración en la estética funcionalidad y crecimiento facial entre estos hábitos encontramos:

Hábito de succión

Los hábitos de succión más comunes son el chupar el dedo y utilizar chupones . El resultado: se afecta la posición de los dientes, provocando una proyección del maxilar superior, deformidad del paladar y mordidas abiertas.

pediatric_dentist_cancundental_strain

Hábito de Interposición Labial o Lingual

En este habito la lengua o el labio se interpone entre los dientes causando deformación en el lugar en donde se interpone causando mordidas cruzadas laterales, mordidas abiertas deformaciones faciales.

dental_strain2

Hábito de respiración

Los de respiración, entre tanto, se presentan en niños que respiran por la boca y conllevan a una mala posición de la lengua, mordidas abiertas y avances mandibulares (la mandíbula se va hacia delante).

pediatric_dentist_cancun2dental_strain3

Hábito de deglución

En los de deglución podemos destacar la inadecuada posición de la lengua. Es normal que cuando uno come o pronuncia ciertas palabras coloca la punta de la lengua en la parte superior del paladar contra las rugas palatinas. En este hábito, los niños colocan la punta de la lengua entre los dientes superior e inferior anteriores, provocando que la mandíbula tenga la tendencia de irse hacia delante y mordidas abiertas.

Hábito de masticación

En cuanto a la masticación, el principal error es masticar más por un solo lado (debe ser bilateral), o preferir siempre alimentos muy blandos que no permiten un desarrollo adecuado de los maxilares. Estos hábitos provocan apiñamientos de los dientes y otras complicaciones por no ejercitar los maxilares.

Hábito de postura

Si de posturas se trata, aquí también hay una serie de vicios que son perjudiciales. Por ejemplo, dormir siempre por un solo lado, o en los estudiantes, el colocar el brazo sobre el pupitre y la mano siempre sobre una mejilla; el hacer gestos o mímicas con regularidad, (muecas). Estos hábitos ocasionan mordidas cruzadas unilaterales (que el maxilar superior esté por detrás del inferior, cuando lo normal es que sea el superior el que sobresalga) y desviación de la mandíbula.

Prevención

Detectar a tiempo todos estos malos hábitos orales es importante para prevenir las complicaciones y permitir el desarrollo de una dentadura sana, armónica, alineada y bella. Inicialmente el odontopediatra es el asesor de los padres de familia en este campo conjuntamente con un equipo multidisciplinario, pues hoy en día se hace un manejo integral de esta problemática con resultados rápidos previniendo maloclusiones o problemas dentales más severos.

dental_strain4

Siga estos otros consejos:

1. Los padres debemos motivar a los niños a corregir estos hábitos, enseñándoles a masticar, a respirar correctamente y corregir estas posturas a temprana edad.

2. En cuanto a la masticación, y para garantizar un adecuado desarrollo de los maxilares, es recomendable que el niño coma carne, calados, manzana, zanahorias, y quitarles la comida más blanda, como por ejemplo papillas carne molida.

3. En las noches, los padres deben ver al niño si duerme más por un lado, y si está respirando por la boca, cerrársela con cuidado.

4. En cuanto al hábito de succión del dedo , hasta los 2 años no es tan problemático, después de esa edad, se debe pensar en visitar al odontopediatra y comenzar a motivar al niño para que deje la succión del dedo de manera adecuada, sin recurrir a castigos.

ALEJANDRA LARGO MEJIA ODONTOPEDIATRA DENTCARE

Av. Cobá No. 31 casi esquina Yaxchilán Sm 22 Cancún, Quintana Roo, Mexíco.
Tel. (998) 898 18 30 / 898 18 29
EE.UU. (915) 219 4034
citas@dentcarecancun.com

Siguenos en:

Facebookyoutube

Contáctenos

Av. Cobá No. 31
Sm 22 Cancún, Quintana Roo, Mexíco.
Tel. (998) 898 18 30 / 898 18 29
EE.UU. (915) 219 4034
citas@dentcarecancun.com